jueves, 26 de enero de 2012

Clara Montes - A manos llenas [Album]

"A manos llenas" es el titulo del disco en el que Clara Montes rinde homenaje al compositor Rafael de León, autor de clásicos de la copla como "Y sin embargo te quiero" u otras como "Te quiero, te quiero", que inmortalizó Nino Bravo, y que ahora acaba de grabar la cantante madrileña.
Se trata, tal y como explica la artista en una entrevista, "de uno de los escritores más cantados y recitados de este país. Sin embargo, no se le estudia junto a la generación de poetas del 27 porque se dedicó a componer canciones. Por esa razón, se menospreció su valor artístico".
Más de 8.000 canciones están registradas con la firma de Rafael de León, títulos como "Pena, penita, pena", "La rosa y el viento" o "Mi amigo", que ahora forman parte de este "A manos llenas", en el que Clara Montes muestra "las facetas más ocultas, tanto artísticas como vitales" del poeta sevillano.
Coplas, sonetos y poemas, pasando por su constante denuncia de las injusticias y desigualdades sociales de su época, De León había dejado tras de sí un inmenso legado, "un dulce demasiado goloso" que la intérprete no ha dudado en paladear.
"A manos llenas" es una obra, en palabras de gaditana, "muy emocionante, con mucho amor. Aunque se hable del dolor, es desde un punto de vista más irónico".
De los diez temas incluidos en el disco, dos de ellos son inéditos ("A manos llenas" y "La lluvia proseguía"), hallazgo para el que ha sido necesaria "una mezcla de insistencia, búsqueda y un poquito de suerte, además de la colaboración de los herederos de Rafael", comenta la artista, que se confiesa "una privilegiada" ante la posibilidad de interpretar dos temas hasta ahora ocultos.
El disco nace, explica Clara Montes, a raíz de la realización del documental "La España de la Copla. 1908" (de cuya dirección musical se encargó), y así descubrió a De León y su "grandeza como escritor".
"Mi trabajo ha consistido en estudiar, investigar y, según el guión, elegir las canciones", detalla la intérprete.
En el álbum, Montes ha contado con la colaboración, entre otros, del guitarrista Pepe Habicuela. "Para mí -asegura- la posibilidad de cantar a su lado era la bomba, porque yo he babeado en sus conciertos desde niña".
Asimismo, la cantante menciona al violinista Ara Malikian -"el mejor del mundo"- o a Pepe Rivero como algunos de "los grandes nombres del mundo musical", a los que admira, y que consideraba podían "enriquecer no sólo el disco", sino también a ella misma "desde un punto de vista personal".
Tras una emocionada defensa de la copla, a la que considera "injustamente maltratada en España, por su engañosa asociación con el franquismo", la cantante habla de sus próximos objetivos profesionales, entre los que se encuentra "un disco compuesto en su totalidad" por ella.
Julio Soria